jueves, 26 de enero de 2017

"LOS EXPERTOS ADVIERTEN DE QUE ESPAÑA TIENE UN PROBLEMA SERIO CON LA CORRUPCIÓN"

España obtiene su peor resultado en el ránking de corrupción de Transparencia Internacional y se sitúa al nivel de la Europa del Este

La ONG publica su Índice de Percepción de la Corrupción en el que España repite su peor resultado histórico con 58 puntos sobre 100. Los expertos advierten de que España tiene un problema serio con la corrupción.

Francisco Correa, considerado el cabecilla de la trama Gürtel, a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para la segunda jornada del macrojuicio a la red de corrupción. EFE/Juan Carlos Hidalgo
BERLÍN.- España tiene un problema de corrupción política muy serio que debe ser afrontado de manera integral y sin parches, según la ONG Transparencia Internacional (TI), que este martes ha presentado el Índice de Percepción de la Corrupción 2016 en todo el mundo.
En dicho índice España sale mal parada: repite su peor resultado histórico al lograr 58 puntos sobre un máximo de 100 y baja de la posición 36 a las 41ª de 176 países, con lo que se sitúa entre Costa Rica y Georgia, en el grupo de los países europeos percibidos como más corruptos.
No sólo es la posición más baja de la serie histórica sino que, si se compara con el resto de vecinos europeos, ocupa una posición "discreta y ampliamente mejorable", en opinión del presidente de TI, Jesús Lizcano. En la clasificación europea España se sitúa en la posición vigésimo primera de 32 estados, en la parte media-baja del ránking, por detrás de Eslovenia y Lituania, y por delante de Letonia y Chipre.
En ese sentido, TI ha pedido a los partidos políticos que se "pongan las pilas" y asuman la lucha contra los corruptos como un asunto de Estado y de interés social.
Para la ONG la situación es "bastante grave" y, aunque precisa que la corrupción no es sistémica en España, sí constata que hay múltiples escándalos en los niveles superiores de los partidos y de los gobiernos, lo que hace que su imagen en el mundo vuelva a "enturbiarse". Preocupa especialmente la comparación con los países del euro, por "la falta de reacción y la aceptación del declive" y porque no se vislumbran indicios de mejora.
"A pesar de las tremendas inversiones en la lucha contra la corrupción, no conseguimos que el fenómeno se reduzca", explica uno de los autores del informe, el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Manuel Vitoria, para quien "se están haciendo muchos esfuerzos, pero todavía no se ven resultados". En su opinión, los ciudadanos aún no perciben los esfuerzos de las distintas administraciones frente a la corrupción que, por otra parte, parecen aún insuficientes: aunque hay mayor persecución policial y procesos judiciales contra los corruptos, se mantiene la sospecha de que al final quedarán impunes.
"A pesar de las tremendas inversiones en la lucha contra la corrupción, no conseguimos que el fenómeno se reduzca", explica uno de los autores del informe
"España es uno de los países que más cae a nivel global en los últimos cinco años. Eso es una realidad que no se puede ocultar", añade Alejandro Salas, responsable de TI.
Pero hay otras razones que explican los datos de España como son la opacidad en la toma de decisiones de sectores como las eléctricas y los bancos, o la politización de la justicia.
"Todo esto hace que los ciudadanos estén muy indignados y preocupados y que en las encuestas se dispare la percepción de la corrupción", explica Lizcano. 
España ha llegado así al "suelo". "Más allá no podemos bajar", según Lizcano, para quien "es el momento de reaccionar porque el país no acaba de salir del pozo". "La solución, la única o la más importante para resolver esta situación es que los partidos políticos de alguna manera olviden sus diferencias ideológicas y se pongan de acuerdo", concluye el presidente de TI.
En 2012 España sumaba un total de 65 puntos y una caída de siete puntos en este ránking, caracterizado por su estabilidad y sus pequeñas variaciones interanuales, es un desplome considerable, destacó. Lo positivo es que la situación se ha estabilizado, argumentó Salas, lo que podría significar que "se tocó fondo".
Esta tesis se vería confirmada, a su juicio, por el revulsivo que ha supuesto en el panorama político español "el surgimiento de nuevos partidos políticos" que llevan "por bandera la lucha contra la corrupción".
La irrupción de los nuevos partidos "ha empujado el tema de la transparencia y la anticorrupción", lo que ha hecho que "los partidos con peso" empiecen a abordar la cuestión y "promover cambios y reformas". 

Resto del mundo

A nivel global, Somalia y Sudán del Sur son los países más corruptos del mundo, con diez y once puntos respectivamente sobre un máximo de cien, mientras que en el otro extremo de la clasificación, con 90 puntos, se sitúan Dinamarca y Nueva Zelanda.
Tras esos dos países destacan los nórdicos, con Finlandia con 89 puntos, Suecia (88), Suiza (86) y Noruega (85), seguidos por Singapur (84), Holanda (83), Canadá (82) y Alemania, Luxemburgo y Reino Unido, los tres con 81 puntos.
El vagón de cola, junto a Somalia y Sudán del Sur, está compuesto principalmente por países en guerra, estados fallidos y regímenes totalitarios: Corea del Norte obtiene 12 puntos, Siria (13), Yemen (14), Sudán (14), Libia (14) y Afganistán (15).
Dinamarca y Nueva Zelanda son los países que encabezan el ránking de TI; Somalia y Sudán del Sur son los más corruptos
Entre las grandes potencias, Estados Unidos alcanza la posición 18ª con 74 puntos; Francia, la 23ª, con 69; China, la 79ª con 40 puntos, empatada con India; y Rusia queda relegada a la 131ª posición, con 29 puntos.
TI destacó en un comunicado la amenaza de los populismos, que medran en el "círculo vicioso" de la corrupción sistémica y la desigualdad económica y social. Cuando los populistas, como el recién elegido presidente de EE.UU., Donald Trump, ponen en práctica sus promesas empiezan a "destruir o manipular" las instituciones democráticas, a "debilitar" las estructuras que ejercen de contrapesos en los Estados.
"Hemos comprobado que cuanto más débiles son las instituciones mayor es la corrupción. Y los populistas debilitan las instituciones", advierte Salas.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario