lunes, 6 de febrero de 2017

ARTUR MAS, ‘UN MONSTRUO VIENE A VERNOS’


El Manantial

Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Artur Mas, ‘un monstruo viene a vernos’


Mas
Tomemos el juego de palabras de la película ganadora de nueve Goyas del cine español -‘Un monstruo viene a verme’- para adornar otro de los desfiles judiciales de Artur Mas y de cuantos han colaborado con él en vulnerar la legalidad y en la desobediencia explícita al Tribunal Constitucional. Leer+


Presume Mas, camino de los juzgados donde pretende organizar una revuelta contra la legalidad y sus representantes, de ir la con ‘frente muy alta’. Pero semejante alarde no conmueve a nadie y puede que ni a sus propios compañeros de partido y de proceso secesionista donde ya se empieza a registrar un cierto cansancio y hartazgo.
Y donde todos saben que nada van a conseguir: ni el referéndum, ni la independencia. Más bien lograrán una frustración continuada mientras se deteriora la convivencia en todo el territorio catalán y empeora la situación económica y social de este país de donde huyen inversores y empresas por la inseguridad política y jurídica que está creando esta situación.
La responsabilidad política de Mas en esta crisis es enorme, por más que sea Jordi Pujol quien maneja los hilos del proceso y controla las estrategias de sus escándalos de la corrupción. ‘Toda la mierda para mi, y poca para el partido’, le dijo Puyol a Mas no hace mucho. Y ahora el que juega al martirologio -con la frente alta y las manos muy sucias del 3%- es el propio Mas que reclama para sí la responsabilidad de la consulta ilegal del 9-N.
Mas cosas debería reclamar Mas para su currículum: la fractura de la convivencia en Cataluña, el empeoramiento de la situación económica y social, la desconfianza entre catalanes y el resto de españoles, la mala imagen de Cataluña en la UE, la corrupción del 3 % y sobre todo y ante todo la ruptura de CiU y el hundimiento de Convergencia que en el año 2010 logró 60 escaños del parlamento catalán y ahora no llega a 30, lo que constituye un enorme fracaso político.
Y ello desde una formación política que dice representar a las clases medias y nacionalistas de Cataluña, a los que finalmente ha entregado en las manos de la CUP y ERC, partido este último que ha desbancado a Convergencia y al PSC del liderazgo político catalán y se perfila como el ganador de unas próximas elecciones autonómicas de Cataluña que a buen seguro se convocarán el próximo otoño como el sucedáneo de un referéndum que no se va a celebrar.
La capacidad destructiva de Mas ha sido enorme y no ha terminado porque, al margen del daño causado a Cataluña, ahora está empeñado en convertirse en un héroe y necesita un ‘choque de trenes’ a una gran velocidad para ver si logra convertirse en una víctima política. Cuando en realidad solo es una persona que desde las instituciones catalanas –cuya legitimidad emana de la legalidad y la Constitución Española- ha conculcado la ley y desbordado el marco constitucional.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada