jueves, 9 de febrero de 2017

PABLO IGLESIAS, CLARO QUE SI, PABLO IGLESIAS

pablo Iglesias

Pablo Iglesias , claro que si, Pablo Iglesias.

Francisco Garrido. http://www.paralelo36andalucia.com
Los medios están preparando Vista Alegre II  desde hace meses. Si pierde Pablo Iglesia lo habrá conseguido, es lo que estaban buscando desde  aquella noche de mayo del 2014.  Y si gana Pablo Iglesias, habrá ganado “el sectarismo totalitario y despótico”, eso dirán; han acumulado munición de sobra para seguir disparando. De momento Errejon y los suyos  han sido nominados a esa etiqueta trampa  que tanto gusta a PRISA;  son “los críticos”, un juguete, a lo Nueva Izquierda,  en manos de Cebrián. Leer +


Pero en ocasiones, demasiadas, el enemigo es mucho más astuto que nosotros y huele lo que nosotros no vemos. Y en esta ocasión el enemigo ha olido cual es el objetivo a batir ; en todas las dianas de los salones  del  IBEX35  hay un rostro , el de Pablo Iglesias. Y en esto el miedo a perder los inmensos privilegios es un estimulo a la astucia mucho más poderoso  que la sana aspiración a que se eliminen  esos privilegios. Ha pasado mucho en nuestra historia. Pasó en 1936 cuando el enemigo de la oligarquía no era    la CNT o el bolchevismo; era la republica, la única que podía derrotar al fascismo  del nacional catolicismo.
Errejón, al que admiro muy mucho, y su entorno,   creo que no ha entendido dos cosas. Una, que la estrategia latinoamericana esta agotada desde las elecciones andaluzas. Era una estrategia exitosa  para  usar y tirar, para romper el hielo del régimen pero tenia un recorrido que rápidamente se agotó. Ante este agotamiento, Errejón y su entorno,  no vislumbraron otra alternativa  que   volver a los coqueteos con el régimen  del 78 y el PSOE. Precisamente  lo mismo que hiso  IU tras defenestrar  a Anguita . Y aquí se encuentra el segundo mal entendido , la España de 2017 no es la España de 1975 ( o de 1995) no es la de 2017.Así hay que entender, y no con interpretaciones moralistas sobre traiciones o deslealtades, el  empeño en votar a Susana Díaz en Andalucía o al tándem PSOE-Ciudadanos en Madrid , se deriva de este error y hubiese sido un error de una magnitud letal para la hipótesis Podemos.  Paradójicamente Errejón acusa ahora a Iglesias de querer  reconstruir IU mientras, con la mejor intención del mundo seguramente,  son ellos los que se mueven en  la misma  lógica política de la  Izquierda  Unida de Llamazares o del pitufo gruñón.
Nos han hecho  creer y hemos creído, yo el primero; que estábamos ante un choque de egos, un debate personalista, otra ves, como tantas otras en la historia de la izquierda. El relato era conocido, siniestro,  como la “novela familiar”  freudiana; solo que como aquella tenía un problema; era falso. No es verdad, hay un debate político muy grave detrás. Eso  alimentado, y ocultado,  por el impulso tóxico  de los medios y por los errores de todos. Pero que Pablo Iglesias. Errejón, sus gentes, hayan cometido muchos  errores, que los han cometido; no significa que no haya debate político de fondo.  El debate que subyace a Vista Alegre,  de nuevo como en el 75, se plantea entorno al  el dilema de elegir entre ser el comparsa social de la fiesta oligárquica o construir nuestro propio proyecto radical democrático e igualitarista.  Pero aunque se  repita el dilema, no se repiten  las condiciones sociales ni la situación de los actores en disputa.  Ahora el horizonte, como en el 75,  no es el crecimiento  y la modernización sino la barbarie postliberal que anuncia cualquier  Trump de la vida. No es tiempo para los tibios de corazón. Por eso, sigo y aprendo del enemigo pero al revés; por eso mi opción es  Pablo , claro que si, Pablo ¿lo ves? ¿Lo veis? ¡ si lo hasta Pedrito Sánchez lo ha visto…. ¡
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada