martes, 28 de marzo de 2017

¿QUÉ HACE FALTA EN ALHAMA PARA QUITARLE EL NOMBRE A UNA CALLE DE ALGUNOS DE LOS QUE PERTENECIERON A ESTA MAQUINARIA IDEADA PARA ASESINAR (INCLUSO CON LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA EN LA MANO)?

"La consigna se resumía en: « Se hace lo que haya que hacer. Se fusila a quién haya que fusilar, pero, con papeles por medio, mientras se pueda, claro» 2 . Así, a diferencia de lo sucedido en otros territorios como Andalucía Occidental, Galicia, parte de Extremadura y Castilla-La Mancha, Catilla-León, La Rioja, Navarra, etc. en los primeros meses de la sublevación militar, en los que predominó, la aplicación de los Bandos de Guerra, en el fusilamiento y represión masiva contra los republicanos; en Murcia, se dieron casos, pero con carácter minoritario. Como veremos a continuación, esto no significa que en términos cuantitativos y cualitativos la represión fuera más “blanda”: 1.395 condenados a penas de muerte; 891 fusilados con o sin juicio; más de 33.000 procesados; 360.000 años de condena y 90.000 de cumplimiento efectivo de penas en prisión; y como mínimo 1.576 víctimas mortales3 . Estas cifras son suficientemente ilustrativas de su extensión, crueldad y contundencia. En la Región de Murcia, la siembra del miedo y el terror con carácter masivos se realizó mayoritariamente intentando revestir de legalidad y supuesta justicia la represión de los vencedores."
La represión franquista en la Región de Murcia (1936-1948) Antonio Martínez Ovejero Licenciado en Historia e Investigador
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario