miércoles, 5 de abril de 2017

DEJAN CAER A SÁNCHEZ… Y MAÍLLO LE EMPUJA


¡Viva la Pepa!

Blog de José Oneto. Consejero editorial del diario de internet Republica.com

Dejan caer a Sánchez… y Maíllo le empuja


Pedro Antonio SánchezDespués de varias semanas de defensa numantina, el PP ha dejado caer al presidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, aunque, desde Madrid, se ha trasladado a Murcia el coordinador general del partido Fernando Martinez- Maíllo, que ha estado defendiéndole con ahínco, para darle el último empujón. El Presidente murciano, tras reunir a su Consejo de Gobierno, antes de la reunión de Maíllo con los responsables de todo el partido en la Comunidad, ha presentado su caída como una decisión personal para evitar que el Gobierno murciano cayese en manos de un Gobierno tripartito formado por el PSOE, Ciudadanos y Podemos. Leer +


Acompañado de la totalidad de su Gobierno, el Presidente murciano, ha comparecido públicamente para anunciar su dimisión, algo a lo que se ha venido resistiendo desde que fue imputado (investigado según la nueva fórmula judicial) por el caso Auditorio. El caso Auditorio es un caso de irregularidades urbanísticas y económicas cuando Sánchez era alcalde de Puerto Lumbreras. A raíz de su imputación (investigación), Ciudadanos, que en el pacto para su investidura incluyó una cláusula de dimisión de todos los cargos que fuesen imputados por delitos de corrupción, inició una batalla para que se cumpliese lo firmado, dimitiese Sánchez, y el PP diese paso a otro candidato.
Lo firmado, y lo repetidamente prometido por Sánchez, de que se iría si era “imputado formalmente”, Sánchez no sólo no lo cumplió traicionando su palabra, sino que empezó una carrera desesperada a la búsqueda de apoyos basada, sobre todo en la “presunción de inocencia”. Argumento repetido hasta por el propio presidente del Gobierno Mariano Rajoy, que daba la cara por el murciano en varias ocasiones. La segunda parte de su argumentario, era que de todas las denuncias presentadas contra él, la mayoría, por parte del PSOE, habían sido archivadas. Ni siquiera, cuando tuvo que prestar declaración ante el juez por el “caso Auditorio”, hizo el menor gesto de irse. Quería esperar a que hubiera sentencia definitiva para replantearse su situación.
El interés del PP en que Ciudadanos no se cobrase la pieza murciana, según la conocida tesis de las lentejas (el que quiere las come y el que no, las deja ) invocada, en alguna ocasión, por el coordinador del partido Martinez Maíllo, la petición de apoyo por parte de Sánchez, y por último la presentación por sorpresa de una moción de censura por parte del PSOE, que comenzaría a debatirse en los próximos días, empezó a dilatar la crisis. Pero todo se complica este lunes (ver Rrepublica.com “El sorprendente caso del Presidente de Murcia”), cuando el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, pide su imputación por delitos de fraude, cohecho y revelación de secretos, por la “Trama Púnica”.
Una trama que pacta con él, según atestiguan grabaciones judiciales, la potenciación de su imagen en las redes sociales, de cara a su aspiración a la Presidencia de Murcia, pagada con dinero público dedicado a la formación. Aunque desde el PP se insiste en que no hay nada nuevo, esta segunda imputación en la que no tiene nada que ver el PSOE, como ha venido diciendo Sánchez, es la que hace reaccionar al PP. El mismo lunes, tanto la secretaria general Dolores de Cospedal, como el propio Maíllo se ponen en contacto con Sánchez, y le comunican que tiene que irse y que volverá, si los Tribunales se pronuncian en contra de todas las acusaciones que pesan contra él. Para que se vaya, le dejan elegir hasta a su sucesor: López Mira, seguir de diputado autonómico y aforado y Presidente del partido, elegido el pasado 18 de Marzo.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario