martes, 4 de abril de 2017

LLAMAMIENTO

Es la hora del reagrupamiento para convertir en leyes la voluntad popular
1. Somos activistas, actores de los diversos movimientos sociales, políticos, socialistas y sindicales surgidos en medio de la crisis económica y política. Estamos imbuidos de la necesidad de los trabajadores, los jóvenes, las mujeres, los jubilados, los inmigrantes y precarios de defenderse de forma eficaz de los ataques a sus derechos y conquistas. Para ello comprendemos la necesidad de una política social y democrática efectiva contra la corrupción y el desgobierno. Leer +


Como defensores de las reivindicaciones sociales y de la democracia en el movimiento obrero y en la sociedad, promovemos también el derecho de los pueblos a decidir sobre sus propios destinos frente a toda imposición legal y/o institucional; y rechazamos los juicios políticos y todas las formas de represión.
2. Solo en ocasiones extraordinarias y de manera puntual, como en alguna convocatoria de las Marchas de la Dignidad, la mayoría social ha sido capaz de expresar colectivamente la verdadera fuerza y el alcance de su acción. Entendemos que la dispersión y la división en la que se encuentra el movimiento reivindicativo es una realidad que solo podemos superar desde la reorganización de la mayoría y de la definición de los objetivos centrales del conjunto.
3. Hablamos de la necesaria reorganización sobre nuevas bases de los sindicatos y partidos institucionales, hoy sometidos todos ellos a la razón de Estado: los partidos y sindicatos oficiales se financian en un 80% del Estado. Hablamos de la lucha por la unidad de todas las organizaciones. Hablamos de la suma de aspiraciones sociales y democráticas, lo que implica el reagrupamiento y la movilización de todos los sectores en ruptura con los planes oficiales.
La unidad es imprescindible para acabar tanto con las políticas gubernamentales como con los dictados de la UE, que hacen referencia a la dependencia de la deuda y del euro, a la imposición del paro, la precariedad y la austeridad. Esas políticas, al mismo tiempo, expresan el agotamiento del régimen capitalista, lo que demanda soluciones socialistas, públicas y colectivas.
Nos hemos dado cita también para participar en la movilización en común contra los Presupuestos Generales del Estado 2017 del día 1 de abril por la tarde. Presupuestos que establecen el dictado de la UE y la Troika, con políticas de destrucción económica y regresión social que conllevan la miseria pública en beneficio de los negocios especulativos privados, que concentran, de una parte, los privilegios de unas pocas familias franquistas y de las oligarquías y, de otra, la negación de un futuro digno para la inmensa mayoría.
El Mediterráneo, y las fronteras de Europa se han convertido en inmensas fosas comunes y campos de concentración de las gentes que huyen de las guerras de la OTAN y de la hambruna de los planes de ajuste. Exigimos políticas radicalmente diferentes de respeto y apoyo a la diversidad y al derecho de asilo y refugio.
Tenemos la voluntad de proseguir la lucha por la unidad contra el Gobierno para acabar con todo apoyo al régimen de la corrupción.
Por ello acordamos:
A. Respaldar la resistencia sindical y política contra las privatizaciones, los despidos, la regresión laboral y social que desde la UE y los gobiernos se llevan a cabo estos días para imponer la precariedad a los portuarios, a los taxistas, a los trabajadores de los registros, la hostelería…
B. Actuar para favorecer los procesos de reorganización sindical y política, apoyando las campañas para convertir en ley las demandas populares de las víctimas del franquismo contra la impunidad, de los hipotecados por la protección eficaz del derecho a techo, de las mujeres por la igualdad y el freno al terrorismo machista y la doble explotación laboral, de trabajadoras y trabajadores sin recursos ni prestaciones al objeto de que tengan ingresos garantizados, de los sectores de la enseñanza por acabar con los acuerdos del Estado y el Vaticano que impiden la democracia en la enseñanza. A ese fin impulsamos la más amplia solidaridad con las campañas políticas, basadas en la movilización general dirigidas a los Parlamentos y a las Cortes Generales: por Parlamentos con poderes, por Cortes Soberanas que rompan con los privilegios franquistas haciendo ley la voluntad de los trabajadores y de los pueblos, para que deroguen así mismo ya todas las leyes represivas que limitan derechos y libertades.
C. Pensamos que las primarias del PSOE concentran la crisis política y de dominación. Por ello nos manifestamos en este proceso al lado de los militantes y de las plataformas socialistas que luchan por la democracia dentro y fuera de su partido y no están dispuestos a colaborar con el PP en sus políticas de recortes, austeridad y limitación democrática.
D. Entendemos que es posible avanzar en común entre militantes y corrientes para preparar las condiciones de una Conferencia estatal de los sectores obreros y populares en forma de Conferencia del Trabajo. Por una Conferencia Socialista Abierta, de naturaleza política, que ayude a la lucha por las reivindicaciones y la unidad de las y los socialistas, abriendo la vía de una nueva representación política de los trabajadores y los pueblos.
Declaración y llamamiento de la reunión preparatoria de la Conferencia Socialista Abierta
Madrid 7 de Abril de 2017
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario