martes, 23 de mayo de 2017

EN SOCORRO DEL VENCEDOR, DEL “NEO-SÁNCHEZ”


La bolsa o la vida

El blog de Fernando González Urbaneja, periodista y analista económico y político

En socorro del vencedor, del “neo-Sánchez”


Contadas las papeletas son legión los que lo habían dicho, los que dicen que ha ocurrido lo previsto, que Sánchez llevaba en la mochila la suerte del vencedor. En realidad casi todos los medios le negaron el pan y la sal, la menor oportunidad de reeditar el personaje del “renacido”. Incluso sin dejar pasar las horas no son pocos los que empiezan a ver en Sánchez algunas virtudes y capacidades que nunca detectaron antes. Y entre los más afines a Sánchez les hay que sostienen que hay un nuevo Sánchez, que la adversidad le ha hecho mayor y que estos últimos ocho meses han dejado huella en este secretario general del PSOE que se propone reinventar el partido y liberarlo de sus mayores. Leer +


Apresurarse para ir en socorro del vencedor forma parte de la naturaleza de las cosas, máxime cuando ese vencedor disfruta de amplio margen de maniobra. Sánchez lo tiene porque le han aupado los votos de los militantes, muchos votos, de manera que puede defender que solo los militantes pueden desalojarle.
Empieza ahora un intenso calendario para renovar de abajo arriba (y al revés) un partido bastante descentralizado, como España, que ha dado el salto de un sistema representativo y en cascada a otro de democracia directa que tiene su propia lógica, alguna ventaja y no pocas disfunciones, tal y como el propio PSOE ha conocido tras el relevo de Felipe González, con el paréntesis de Zapatero.
Hasta que concluya el Congreso socialista a finales de junio no dispondremos del nuevo mapa de poderes en PSOE y de la nómina de protagonistas de la próxima singladura con el nombre del/de la portavoz en el Congreso que será una voz principal en el futuro inmediato.
Desde Podemos ya han enviado a Sánchez un guiño de complicidad (además de una conversación Iglesias Sánchez), con la propuesta de retirar la moción de censura al gobierno si los socialistas deciden encabezarla. Una oportunidad para Sánchez que podría volver a la tribuna del Congreso como gran protagonista durante unos días. Una tentación en este dulce momento de “renacido”.
Pedro Sánchez debe estar hoy más preocupado por consolidar su poder en el PSOE y por evaluar en las encuestas su valor en el mercado electoral que por el asalto al cielo de la Moncloa, que forma parte de sus objetivos permanentes, al que podría aspirar en esta misma legislatura, antes de que Rajoy decida disolver las cámaras y pedir a los electores otro reparto de cartas que modifique el actual reparto. Para complicar el árbol de decisiones los separatistas catalanes tensan la cuerda, conscientes de que la debilidad del Estrado español les abre una oportunidad única para lograr sus propósitos.
Hemos entrado en una fase de emociones fuertes y de incertidumbres mayores, así que atentos a la pantalla que vienen curvas peligrosas.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario