martes, 20 de junio de 2017

EL SECTOR CRÍTICO DARÁ LA BATALLA A SÁNCHEZ


¡Viva la Pepa!

Blog de José Oneto. Consejero editorial del diario de internet Republica.com

El sector crítico dará la batalla a Sánchez


Veinticuatro horas después de finalizado el 39 Congreso del PSOE, un sector importante del partido que no se siente integrado en el Comité Ejecutivo, ni en el Comité Federal, parece no apoyar ni la estrategia ni el giro ideológico a la izquierda, que se aprobó este fin de semana pasado en el Palacio de Congresos madrileño, el mismo  escenario en el que se produjo el lanzamiento oficial de la Candidatura de Susana Díaz, como principal contrincante a las primarias a la Secretaría General frente a Pedro Sánchez. Ese sector crítico, que busca liderazgo, dejará pasar algunos meses pero terminará dando la batalla contra Sánchez y su política de izquierdas que tiene poco que ver, dicen, con la ideología socialista, especialmente, su concepto de España como “nación de naciones”. Leer +


El Domingo, el día de las votaciones ya se notó las diferencias insalvables que salían del Congreso, del que estuvieron ausentes de las votaciones, esa vieja guardia socialista que apostó por Susana Díaz (desde Felipe González a Rodríguez Zapatero, pasando por Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia) y que se vio desbordada por la militancia y por el discurso de Pedro Sánchez, convertido en mártir desde el Comité Federal del 1 de Octubre en uno de los sucesos más vergonzosos de la reciente historia del PSOE.
Mientras aumenta el malestar en esos círculos críticos con la estrategia y el discurso del renovado secretario general del partido, este mismo lunes, tanto el Gobierno como el Partido Popular han reaccionado al discurso de Sánchez con preocupación no contenida.  El presidente del Gobierno Mariano Rajoy, más prudente, ha pedido a Sánchez que rebaje el clima de crispación y de radicalidad, para que se pueda llegar a “Pactos de Estado”.
Por su parte, el vicesecretario del PP, Pablo Casado, se ha lanzado en tromba contra el discurso izquierdista de Sánchez para asegurar que lo que está diciendo el socialista es  que ”vamos a ver si creamos una coalición de perdedores (con Podemos) para desalojar al ganador”, “Habrá que ver si esa huida hacia posiciones de extrema izquierda le conducen a algo”. Por otra  parte  el portavoz del PP  cree que “no se puede soplar y sorber” y  que si la soberanía reside en el conjunto del pueblo español, “no puede haber plurinacionalidad”.
No parece estar muy equivocado Casado,  ya que en la primera reunión de la Ejecutiva este Lunes el  primer tema que se ha abordado ha sido precisamente la profundización en ese espacio de diálogo del PSOE con Podemos y Ciudadanos para parar las políticas del partido Popular, intentar echar abajo toda la legislación aprobada durante la etapa de la mayoría absoluta del PP y la construcción de esa mayoría alternativa que tiene que substituir al Gobierno de Mariano Rajoy como insistió en el discurso de clausura del 39 Congreso. Un discurso que ha sorprendido en Podemos ya que coincide con muchos de sus planteamientos, especialmente ese compromiso  con los indignados del 15M. Un compromiso que, hasta ahora, era de exclusiva pertenencia de Podemos y de Pablo Iglesias.
Desde la moción de censura de la semana pasada, no ha habido ningún contacto entre Iglesias y Sánchez. Solo un primer intercambio de mensajes a través del móvil y nada más, aunque se haya magnificado. Es verdad que el que está, más interesado en concretar reuniones y entrevistas es Iglesias, ya que su estrategia es que durante el verano trabajen conjuntamente delegaciones de los dos partidos para preparar una  segunda moción de censura antes de Navidades. Esa prisa no es la misma que la que tiene Sánchez que tiene que asentarse en el cargo y conseguir algún tipo de pacificación en el partido ya que es consciente de que aparte de los barones tiene un treinta por ciento del partido en contra.
Su último movimiento de nombrar candidata a la Portavocía del grupo parlamentario (tiene que ser ratificado por el grupo)  a la magistrada del Tribunal Supremo en excedencia a Margarita Robles, antigua colaboradora del ministro de Interior y Justicia Juan Alberto Belloch  y no adscrita al PSOE, ha sido recibida por ese sector crítico como una auténtica provocación, entre otra razones, porque votó en contra de lo que había decidido el Comité Federal sobre la abstención en la investidura de Rajoy. En estos momento Margarita Robles es la diputada más cercana a Sánchez, la que le ha acompañado en la travesía del desierto, la que frente a Patxi López defendió que no debía dejar el escaño y la que le ha acompañado en los últimos meses cuando el secretario general ha pasado por la mayor crisis personal de su vida. Y ha estado pendiente de él,  las veinticuatro horas del día.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario