jueves, 1 de junio de 2017

MOIX, INCOMPETENTE Y MENTIROSO


La bolsa o la vida

El blog de Fernando González Urbaneja, periodista y analista económico y político

Moix, incompetente y mentiroso


Que el fiscal Moix era el favorito del Partido Popular, en el que habían puesto sus complacencias, es obvio aunque el ministro de Justicia trate de poner distancia y recitar la plantilla de que no es el gobierno el que nombra al fiscal jefe de anticorrupción. Moix está abrasado por su propia incompetencia y por sus mentiras, y de paso abrasa al Fiscal general que ha quedado como un tonto, mentiroso y tramposo, y el propio ministro de Justicia cuyo desempeño es deplorable, incluso para sus jefes en el partido. Lo que le habían encomendado era controlar la fiscalía y las salas penales y lo que ha logrado es todo lo contrario. Un desastre sin paliativos, para la justicia como valor superior y para el gobierno y el Partido Popular.     Leer +


Con el caso GAL que tanta ruina trajo al PSOE y a Felipe González una de las críticas era cómo habían podido confiar las alcantarillas a gentes tan incompetentes como Amedo. El juicio sirve ahora para el PP y Moix. ¿Cómo confían en un tipo tan inconsistente?, porque las explicaciones del fiscal anticorrupción sobre la sociedad panameña de su padre no pueden ser más insostenibles.
Aunque Infolibre le reclamó información y aclaraciones antes de publicar el dato de la sociedad panameña, ni quiso ni supo dar explicaciones y cuando lo ha hecho ha recurrido a estúpidas mentiras. ¿No fue capaz de ponderar lo que la revelación suponía? Llama la atención que a lo largo de varios años el fiscal no haya desactivado la bomba que traía la herencia. Pudo haber trasladado el domicilio a España, no es caro ni difícil. Pudo haber vendido el activo, el inmueble de la sierra madrileña, aunque fuera con pérdidas, para luego liquidar la sociedad. La excusa del coste fiscal es insostenible, no dice nada en favor de la inteligencia, la prudencia y la cautela del sujeto, que son condiciones necesarias para poder representar el ministerio público.
Aspectos que se extienden al propio Fiscal General que tuvo información del caso minutos antes de que se publicara y no intuyó las con secuencias; ha arrastrado los pies varios días con lo cual se acerca a la figura del encubridor, ridículo. Puede que Moix no haya cometido ningún delito, aunque ha estado en zona muy cercana de riesgo, pero ha demostrado una torpeza  llamativa. Sin entrar en las razones por las que su padre, funcionario público sin negocios en el exterior, montó la sociedad panameña es asombroso que el fiscal Moix no tomara distancia del tema por cualquiera de los procedimientos disponibles, que pasan incluso por la renuncia a la herencia.
Nada indica que Moix se haya enriquecido con la sociedad panameña lo cual acentúa su incompetencia y torpeza. No puede seguir en la Fiscalía no tanto por las posibles irregularidades cuanto por un comportamiento propio de un idiota, incapaz de ponderar riesgos.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario