miércoles, 21 de junio de 2017

PORTUGAL: QUERCUS CONSIDERA NECESARIO LA DETERMINACIÓN DE RESPONSABILIDADES Y RECUERDA ERRORES DE GESTIÓN DE SUCESIVOS GOBIERNOS EN EL ÁREA DEL BOSQUE

Quercus considera necesario la determinación de responsabilidades y recuerda errores de gestión de sucesivos gobiernos en el área del bosque

 http://www.quercus.pt/ - Traducción Web

Fuego Quercus viene a manifestar su profundo pesar por las víctimas mortales de la tragedia del gran incendio de Pedrógão Grande, Castanheira de Pêra y Figueiró dos Vinos, en especial a los familiares de las víctimas y ciudadanos de los Municipios afectados. En esta ocasión, recuerda también los errores de gestión y las malas decisiones políticas en el área de los bosques que han venido a ser tomadas por los sucesivos Gobiernos y exige que después de terminados los trabajos de combate a este incendio y del apoyo a las víctimas, Reflexión profunda sobre lo que llevó a estos trágicos acontecimientos.  Leer +
 Ausencia de ordenación y gestión forestal
Ante este escenario preocupante, Quercus recuerda las alertas que ha efectuado a lo largo de muchos años, a los sucesivos Gobiernos, a la necesidad de que se aprueban políticas públicas a largo plazo, promotoras de la gestión sostenible del bosque, pero que desafortunadamente siguen sin ser aprobadas e implementadas .
Los incendios forestales son considerados el mayor problema ambiental en nuestro país, sin embargo, el Gobierno continúa sin implementar políticas públicas a largo plazo promotoras de la gestión sostenible del bosque y del espacio rural, que hagan el territorio más resiliente a los incendios.
El Gobierno anterior, de forma totalmente irresponsable, aprobó un régimen de arborización (conocido por la "Ley del eucalipto" por el favorecimiento que da a esta especie), que está promoviendo el desorden, con la expansión de los eucaliptales y el consiguiente aumento de la propagación y Severidad de los incendios forestales, que afectan a personas y bienes, con consecuencias nefastas en términos sociales, ambientales y económicos. Por otro lado, el Gobierno actual, que prometió acabar con esta "Ley del eucalipto", no logró hasta el momento cumplir esa promesa.
El eucalipto es ya la especie forestal que ocupa la mayor área en Portugal, habiendo superado el pino bravo y el alcornoque, ocupando la escandalosa área de cerca de 900.000 ha.
Con la existencia de enormes manchas continuas de eucaliptal, a veces de miles de hectáreas, resulta inevitable la ocurrencia de grandes incendios, ya que el eucalipto es muy inflamable y origina incendios de gran intensidad, agravados por el hecho del viento generado por el propio viento Incendio proyectar a otros lugares de la corteza de eucalipto en llamas, dando lugar a otros frentes de fuego.
Incumplimiento de la Legislación de Defensa del Bosque contra Incendios (DFCI)
En las atribuciones de la legislación del Sistema Nacional de Defensa de la Floresta contra Incendios (SNDFCI), el Instituto de Conservación de la Naturaleza y de los Bosques (ICNF) es responsable de la coordinación de las acciones de prevención estructural, en particular la planificación con la gestión de aceiros y la organización Del territorio forestal, situación actualmente descurada.
Los municipios, por su parte, tienen la obligación legal de elaborar y hacer cumplir el Plan Municipal de Defensa de Bosques contra Incendios (PMDFCI) y el Plan Operativo Municipal (POM), lo que ha sido claramente descuidado en la mayoría de los municipios nacionales.
Quercus considera que el deficiente cumplimiento de la legislación de DFCI, así como el laxismo de las administraciones locales y centrales en este tema, ha agravado el problema de la propagación de los incendios forestales en Portugal, con elevados daños ambientales, materiales y humanos, por lo que, De la justicia, si juzga ser fundamental la liquidación de responsabilidades.
Debido al incumplimiento de la legislación de Defensa del Bosque contra Incendios, hace cuatro años fue efectuada por Quercus una denuncia a la Fiscalía General de la República, que desafortunadamente acabó por no tener consecuencias.
El futuro del bosque
Sin una modificación de las políticas públicas para el bosque y el desarrollo rural, que promuevan la inversión en el mundo rural para mantener las culturas, en un paisaje en mosaico más resiliente a los incendios, el país probablemente continuará asistiendo a tragedias sucesivas, que no podemos aceptar. El paradigma en vigor actualmente hace recaer en el Estado, o sea en todos nosotros, la responsabilidad y la factura a pagar con estas tragedias, para algunos pocos lucrarse con las medidas que van siendo aprobadas a la manera para proteger su negocio.
El cambio climático, que ya se siente en Portugal, plantea desafíos adicionales al sector forestal, con la creciente frecuencia de situaciones climáticas extremas, como períodos prolongados de sequía, que hacen aumentar aún más el riesgo de incendio.
Quercus considera que después de esta fase de combate y del necesario apoyo a las víctimas de los incendios, debe hacerse una reflexión profunda sobre lo que ha llevado a estos trágicos acontecimientos, para que, con medidas firmes y rápidas, se reajustan los dispositivos en vigor y cambiado De forma radical el paradigma en vigor en el bosque nacional.
Quercus apela al actual Gobierno de Portugal que no cometa los errores de Gobiernos anteriores y haga una refundación de la política forestal en Portugal, con una apuesta en el bosque autóctono y en el ordenamiento forestal. ¡A bien del Bosque y del Territorio!
Lisboa, 19 de junio de 2017
La Dirección Nacional de Quercus - Asociación Nacional de Conservación de la Naturaleza
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario