sábado, 1 de julio de 2017

FUSIÓN BANKIA-BMN: GUÍA PARA LOS CLIENTES DEL BANCO ABSORBIDO

La pro­tec­ción del FGD será de 100.000 euros como má­ximo para todos los de­pó­sitos

Fusión Bankia-BMN: guía para los clientes del banco absorbido

El con­glo­me­rado de Goirigolzarri será res­pon­sable del tras­lado de cuentas y de todos los trá­mites ad­mi­nis­tra­tivos
Cajero de BMN
Cajero de BMN
Días des­pués de la ab­sor­ción del Popular por el Santander, le tocó el turno a Banco Mare Nostrum (BMN), que será 'tragado' por la en­tidad na­cio­na­li­zada Bankia tras va­lo­rarlo en 825 mi­llones de eu­ros. La ope­ra­ción, bien aco­gida por los ex­pertos e in­ver­so­res, acentúa aún más la ten­dencia del es­ce­nario pos­t-­cri­sis, ca­rac­te­ri­zado por el do­minio de unas pocas en­ti­dades sobre otras más dé­bi­les, aun­que, en el caso de Bankia quedó de­mos­trado que hasta los gi­gantes ne­ce­si­taron acudir a Papá Estado. Leer +

Sin embargo ¿Qué implicaciones tiene la venta para los clientes de BMN? Para los clientes que tengan menos de 100.000 euros en sus cuentas -es decir, la gran mayoría-, poca cosa más allá de algunas molestias administrativas. Por el contrario, para los ahorradores con saldos mayores el asunto puede complicarse.
Nuevo número de cuenta
Como es lógico, tras la integración de BMN en Bankia los usuarios de aquel tendrán que aceptar el cambio del número que identifica sus cuentas bancarias, que pasarán a formar parte del sistema de Bankia. El proceso de modificación de la numeración no supondrá coste alguno para los usuarios y, al menos en teoría, no debería obligarles a trámite alguno.
Serán los servicios del conglomerado presidido por José Ignacio Goirigolzarri los encargados de transferir todos los pagos y recibos domiciliados a la nueva localización bancaria del cliente. Eso sí, es aconsejable verificar que el traslado se ha realizado correctamente y facilitar el nuevo identificador a proveedores y deudores a fin de eliminar cualquier posibilidad de confusión.
Sucursales que echan el cierre
Es de prever que Bankia no está por la labor de hacerse la competencia a sí misma, por lo que aquellas oficinas de BMN situadas en áreas donde el gigante nacionalizado tiene una posición dominante estarán condenadas a la clausura.
Nuevamente, será la entidad compradora la responsable de llevar a cabo cuantas gestiones sean necesarias, así como de comunicar al cliente su nueva sucursal de referencia y gestores personalizados.
Garantía de los fondos
Antes de la fusión, aquellos ahorradores que tuviesen parte de su capital en BMN y parte en Bankia tenían la ventaja de contar con una doble protección por parte del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD): 100.000 como máximo por cada entidad, lo que arroja un total de 200.000 euros garantizados por el Estado.
Con la fusión, esta dualidad desaparece y la cantidad máxima respaldada por el tesoro público pasa a ser de 100.000 para todos los clientes, algo que deben tener muy presente los pocos usuarios que tengan un saldo que exceda esta cifra.
Productos contratados
Los usuarios del BMN vinculados a créditos y préstamos hipotecarios no notarán los efectos de la absorción. Simplemente, la cuantía de sus cuotas pasarán a engrosar las cuentas de Bankia.
En cuanto a los depósitos, cabe la posibilidad de que la nueva entidad matriz ofrezca nuevas posibilidades y productos a sus nuevos clientes. A buen seguro que muchos de ellos recibirán publicidad de la cuenta corriente ON y del plan 'Por ser tú', dirigido a clientes con nómina domiciliada.
@josesmendoza81
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario