martes, 1 de agosto de 2017

CIERRA EL DIGITAL 'BEZ.ES'

Cierra el digital 'Bez.es' 

 http://www.fesp.org

Su director afirma que el periodismo se ha convertido en «un instrumento para el juego del poder que ya no reside tanto en los Estados como en los cuarteles generales de las grandes compañías tecnológicas. ¿Y la verdad? Ya no importa» Leer +


El digital bez.es, que codirigen los periodistas Braulio Calleja y Juan Zafra, ha anunciado hoy su cierre, tras algo menos de dos años de vida. Según explica la publicación, la empresa está integrada por nueve personas en la redacción, más otra docena en distintos departamentos y varios colaboradores y expertos.

Este digital nació el 28 de octubre de 2015 con la siguiente declaración de intenciones: «Creemos en otra manera de hacer periodismo, con rigor, continuidad, profundidad; las reglas clásicas del periodismo. No aspiramos a dar lecciones a nadie, sino a poner en práctica las que hemos aprendido. Creemos que la manera en que la prensa ha evolucionado nos permite sumar y no competir. También creemos en que las historias no se agotan de una portada a otra. Y que los datos y el contexto son importantes. Contar algo los primeros es genial, pero contarlo bien es más importante aún».

En su artículo de despedida, Calleja dice que hoy el periodismo se ha convertido en «un instrumento para el juego del poder que ya no reside tanto en los Estados como en los cuarteles generales de las grandes compañías tecnológicas. ¿Y la verdad? Ya no importa. Un país que aguanta sin la menor rebeldía la imagen de su presidente del Gobierno testificando en un juicio de corrupción del partido político que preside y lo hace con la complicidad de los medios de comunicación que le jalean sus habilidades de prestidigitador de la mentira, es un país enfermo y sin futuro».

«Los medios de comunicación», añade, «están hoy en el aprisco de las grandes adormideras de la sociedad –Google, Facebook, Apple, Amazon, Netflix...–, alimentados con alpiste o con cebada, en función de si tienen inclinación por el vuelo corto o por el plácido pastueño, Salirse de ese aprisco, renuciar a entrar en él, lleva a la solidad y al olvido. Y, lo que es peor, a ser incluido en esa categoría social tan denostada,'los raros'».
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario