Imágenes de satélite nos han permitido ver estos días un gran incendio en el oeste de Groenlandia que comenzó el 31 de julio. 
Incendio en Groenlandia
Informaciones de medios locales dicen que la columna de humo del incendio, originado a 90 millas al noreste de la pequeña ciudad de Sisimuit, ha alcanzado dos kilómetros de altura y se ha extendido cientos de kilómetros. Leer +

Los incendios forestales y las olas de calor exacerbadas por el cambio climático no sólo están ocurriendo en el área mediterránea, los incendios ya han llegado al círculo polar ártico y han aumentado mucho en los últimos años.
Buena prueba de ello es el aumento de las emisiones de CO2 que se produce en Groenlandia durante los meses de verano:
Emisiones de CO2 en Groenlandia
El fenómeno se repite también en los bosques boreales que se extienden alrededor de la cima del mundo, desde Rusia hasta Canadá atravesando Escandinavia. Los estudios muestran que se estos bosques están sufriendo incendios con tasas sin precedentes.
Y sumado al daño causado en sí mismo por los incendios, el aumento del fuego está teniendo un impacto demostrable en la capa de hielo de Groenlandia. En junio, científicos de Estados Unidos siguieron el rastro a grandes cantidades de hollín procedente de los incendios forestales del bosque canadiense hasta la capa de hielo de Groenlandia, advirtiendo que estas partículas podrían acelerar el derretimiento del hielo.


Imágenes: Energy Desk