martes, 8 de agosto de 2017

SUSANA DÍAZ, LOS AMIGOS Y EL DINERO PÚBLICO


En el andén

Blog de Melchor Miralles en Republica.com

Susana Díaz, los amigos y el dinero público


Se pone estupenda si un funcionario de Exteriores excéntrico la caga en una crítica absurda e innecesaria, y los suyos piden dimisiones. Pero ¡ay Susana!, qué laxos los criterios, y como se apoya en Andalucía a los amigos, eso sí, pagando los favores con el dinero de todos. Dos escándalos en una semana y todavía no ha habido ninguna dimisión. Leer +


La cosa empezó al conocerse que, en menos de dos meses, la presidenta andaluza recolocó en la Junta a los consejeros que habían sido expulsados del gobierno andaluz a principios del mes de junio. María del Carmen Ortiz Rivas, ex consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, cesada por no cumplir las expectativas y por una gestión ineficiente ha sido recolocada en la presidencia de la Autoridad Portuaria de Almería y Aquilino Alonso, ex consejero de Salud abrasado por las mareas blancas y “Spiriman”, es el nuevo director de la Agencia de la Energía. José Sánchez Maldonado, ex consejero de Empleo, Empresa y Comercio que tuvo que bandear el escándalo de los ERE y los cursos de formación es desde el 4 de julio rector de la Universidad Internacional de Andalucía. Adelaida de la Calle, ex consejera de Educación es ahora presidenta de la Corporación Tecnológica de Andalucía. El único que no ha sido colocado es Emilio de Llera, ex consejero de Justicia e Interior, que fue reprobado por el Parlamento, y es que el hombre no lo ha necesitado, porque se ha reincorporado a su puesto en la Fiscalía de Sevilla.
Por si no fuera suficiente, se sabe ahora por un informe de la Cámara de Cuentas que, en plena crisis económica, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), pagó 2,2 millones de euros de modo ilegal a directivos y cargos intermedios de sus agencias públicas. Además, la Junta pagó también otros cinco millones fuera de convenio a personal del SAS (en el informe de la Cámara no se especifica si directivos o trabajadores) en concepto de horas extraordinarias o dietas. Todo ello mientras el Gobierno de Susana Díaz suprimía 7.773 empleos en la sanidad pública andaluza.
Y no sucede nada. El PSOE gobierna Andalucía desde 1978. Plácido Fernández Viagas, Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves, Gaspar Zarrías (en funciones), José Antonio Griñán y Susana Díaz se han turnado en la presidencia. Van a ser ya 40 años de socialismo en una Comunidad Autónoma que sigue siendo pobre y subsidiada, que sigue en el furgón de cola, en la que se ha dilapidado el dinero público a espuertas, donde quien no se arrima al poder lo tiene crudo, donde a los amigos les va bien y a los que no lo son, que les den. Pero no pasa nada. No va a haber dimisiones. Ellos se ponen estupendos pidiendo las de los demás a la mínima, pero el socialismo andaluz sigue encallado, no conoce la palabra regeneración, y el dinero público se sigue despilfarrando siempre en beneficio de los mismos. Susana sigue esperando a Sánchez sin darse cuenta de que ya pasó su tiempo, pero manda en Andalucía, hace de su capa un sayo y sigue a lo suyo. Y ahora con las vacaciones y el lío catalán, encantada de la vida. Ella y sus amigos.
_____________________________

0 comentarios:

Publicar un comentario